Diario Mágico

Es común encontrar varias culturas que involucran en sus prácticas mágicas el uso de un diario mágico. La mayoría de las culturas celtas lo llaman “Libro de las Sombras”, algunos chamanes “Libro de Navegación” y otros chamanes “Diario Mágico.” Obviamente deben existir otros nombres, pero lo importante es su modo de uso.

Un Diario Mágico o D.M. es utilizado por cualquier practicante para relatar sus prácticas y conclusiones detalladamente con la intención de ayudar a identificar nuevas sensibilidades, interpretaciones erradas o correctas para nuevos sentidos recién descubiertos o para acompañar la evolución de una nueva habilidad.

Al contrario de lo que muchos piensan, un D.M. no tiene la función de ser escrito para ser guardado de recuerdo. Más allá de ser guardado, la verdadera función de un D.M. es ser una referencia casi científica de la evolución del propio mago y debe contener los detalles necesarios para que al leerlo, él o ella pueda comprender en qué circunstancias sus habilidades encuentran límites y cuales serian esos límites, o de qué forma puede obtener mayores resultados para sus objetivos y, comparando los informes listados en un D.M., el mago acaba concluyendo por que aquel día consiguió algo que no consiguió al día siguiente, o por que algo que siempre hace con facilidad no funcionó aquella otra ocasión.

Estas conclusiones también deben ser anotadas para posterior revisión o incluso corrección a favor de la evolución del mago. Para que el mago pueda encontrar de forma precisa las conclusiones que ayudaron a su evolución mágica, él o ella necesita paciencia, constancia y perseverancia para anotar el mayor número posible de detalles de forma organizada. Esta información varía de persona a persona, pero existe un básico que debe ser mantenido para que sea le sea posible al mago hacer correspondencias, y para este interés la estandarización es de gran funcionalidad.

La Fecha

La fecha debe ser una información bien destacada y debe contener por lo menos el día del mes, tal vez también el año, o quién sabe, incluso el dia de la semana, pero cada dia debe quedar separado del anterior de alguna manera nítida, sea por un cambio de página o por un renglón vacío antes de la fecha, diferenciandola bien del dia siguiente.

La Práctica

Cada ejercicio debe ser separado de los demás con, por lo menos, un espacio. (Un renglón vacío, por ejemplo) y debe contener dos partes: El Encabezado y El Relato.

El Encabezado

Contiene la información básica resumida y organizada ,preferencialmente en un mismo orden, y debe indicar que ejercicio fue realizado y en qué condiciones fue realizado. La información principal que debe contener un encabezado es:

1- El Título

Es el nombre del ejercicio o actividad realizada. Puede ser una sigla o palabra que permita al mago saber cuál fue la actividad realizada

Ejm. 1: El mago realizó un destierro específico que él conoce por el nombre de Rubí Estrella, el título podría ser “Rubí Estrella”, podra ser tambien “Rubí” o incluso “R.E.”, en cualquier caso debe ser comprensible por el mago en la relectura.

Ejm. 2: El mago lee un libro Equis y en una parte determinada tiene una visión que decide anotar en su diario para futura referencia, entonces puede usar el título “Libro Equis” o “Lectura: Equis” o “Equis”, y es importante que en una relectura futura sepa de dónde vino aquella conclusión, aun si para eso tiene que especificar la página y el autor del libro, pero eso depende de cada caso.

Ejm. 3: El mago paseaba distraídamente por la avenida cuando tiene una sensación extraña, algún tipo de presentimiento, y no es capaz en aquel instante de definir qué es lo que significa o siquiera si es que significa alguna cosa, entonces decide anotarlo en su D.M. para futura referencia. Podrá elegir cualquier título que le parezca conveniente, como “sensación extraña”, “premonición”,“presentimiento” o algo de su preferencia que le permita una comprensión futura.

2 – Hora

La información del horario del suceso relatado es importante pues permite saber la duración de una práctica y la hora del en que algo ocurre, para posteriormente poder asociar los éxitos y fracasos, ya sea con el momento del día o con una duración mayor o menor de dicha práctica o sensación. Existen tres manera de registrar la hora: la primera es registrar la hora en el minuto inicial y la hora en el minuto final; y esta forma es deseable para todos los relatos, no siendo utilizada solo cuando no sea posible. La segunda forma es utilizar un cronómetro y anotar la duración de la práctica indicando los minutos y segundos, pero esta técnica no es conveniente para ser utilizada por sí sola y debería, si es utilizada, estar acompañada de otra manera más precisa que indique la hora en la que los sucesos se llevaron a cabo; y la tercera es una aproximación del horario de la práctica o de la hora de un suceso simple como una sensación.

3 – Estado Físico:

Abreviado “EF”, es la descripción del estado fisiológico del cuerpo del mago, sea cansado, con dolor en algún lugar, cojeando, después de un orgasmo o incluso habiendo bebido. El estado físico puede ser descrito en una única palabra estandarizada por el mago, por un código propio o hasta por una descripción inventada en ese instante; lo importante es que durante la relectura el mago sepa exactamente qué estaba sintiendo en su cuerpo en el momento inicial de aquel relato.

4 – Estado Emocional:

Abreviado “EE”, es la descripción de los sentimientos del mago al inicio de la práctica en cuestión, sea afligido, triste, con anhelo de fulano, con rencor hacia mengano, deprimido porque zutano me dejó o incluso pensando si él podría volver a mí. El estado emocional, así como el físico, debe ser descrito de forma clara y comprensiva en una relectura futura y puede incluso contar la historia de cómo llegó a la casa de su amiga de sorpresa y lo encontró en la cama con su enamorado para justificar su cólera. Esta descripción emocional puede también hacer referencia a varias emociones juntas y puede citar una mezcla emocional o algún término medio entre la rabia y la decepción o la tensión y el sentimiento de traición.

Tanto para el EF como para el EE la objetividad puede ser usada, pero debe tener en cuenta que demasiada objetividad perjudica a una comprensión futura. Debe además evitar la palabra “normal” para definir cualquiera de los dos estados, aunque muchas veces, cuando no identificamos una emoción o una circunstancia física, podemos a recurrir a esta palabra para indicar que nada diferente a lo usual fue detectado. Esta misma práctica de auto análisis puede ser utilizada como ejercicio pues ayuda a aumentar la sensibilidad consciente sobre la percepción que el mago posee de sí mismo. Otra información puede ser añadida al encabezado, acorde a las preferencias del mago. Algunas sugerencias interesante son: el lugar, el nivel de energía o los participantes, para el caso de las actividades en grupo. Cualquier otra información puede ser ideada por el mago para identificar algún factor sobre el cual tenga el interés de monitorear. En cualquier caso, el encabezado de una práctica debe ser interpretado como el panel de un auto, donde la información mostrada sirve para monitorear lo que está ocurriendo en el auto y fuera de él.

En la práctica es muy común que el mago perciba algo o haga algo espontáneamente y anote en su D.M. como cabecera apenas la hora aproximada del evento, pero en este caso el mago debe estar consciente de que no tendrá medios de relacionar el suceso con las circunstancias internas y externas a él o ella en aquel momento.

El Relato

El relato consiste en la descripción detallada de lo ocurrido incluyendo acciones, sensaciones y cambios en el EF y en el EE. El relato no debe ser resumido y debe tener el mayor número posible de información sobre lo que fué percibido durante la actividad, relatada junto a los pensamientos y conclusiones que hayan pasado por la mente del mago.

En las actividades en grupo, el mago debe detallar lo que percibe en los otros participantes o que fué lo que hicieron, o incluso puede colocar los resultados de una conversación con los otros participantes, explicando que tal sintió eso, pero cual sintió aquello.

En el caso de actividades sexuales el mago debe relatar si el compañero sabía de la práctica o no; y si sabía, es interesante relatar la opinión de este y marcar los puntos comunes y diferentes entre su opinión y la del compañero. Así mismo en el caso de no haber un compañero, el mayor número posible de sensaciones debe ser relatado, sea una mentalización durante el acto o incluso si apenas fue un desarrollo de técnicas tantricas.

En consultas a los oráculos como el Tarot y las Runas, una descripción debe contener las preguntas y los símbolos en respuesta y no las respuestas interpretadas; y si fueron varias preguntas, todas ellas pueden estar contenidas en el relato de una misma práctica que tenga como título el nombre del oráculo usado.

También se puede colocar una interpretación a modo de observación, para que en un futuro, al releer la interpretación realizada en aquel momento y compararla con los hechos que sucedieron, ciertas correcciones puedan ser hechas a modo de aumentar la precisión de las interpretaciones del mago con respecto a ese oráculo, pero es importante contar con los símbolos que fueron obtenidos como respuesta, pues muchas veces los símbolos son correctos pero la interpretación dista mucho de los hechos.

Si la cabecera tuvo que ser reducida a solo un horario aproximado, el mago debe intentar compensarlo dando más detalles sobre los factores externos presentes.

Abajo sigue un ejemplo en blanco y estandarizado para el uso del mago, contando un dia con duras prácticas

Día / Mes – Día de la semana

Título

hh:mm – hh:mm (hora inicial – hora final [duración]) EF: EE: Relato:

Título

hh:mm – hh:mm (hora inicial – hora final [duración]) EF: EE: Relato:

Usando un D.M.

Es interesante observar que la simple práctica de poseer un D.M. aumenta la capacidad de persistencia y perseverancia de un individuo. Luego, cuanto más se dedica un individuo a llenar su D.M. con información detallada, más aprende inconscientemente a analizar las situaciones y sensaciones que ocurren en él o a su alrededor.

El D.M. debe estar presente con el mago en todo momento, llevado en forma de una agenda de bolsillo o cuadernillo, y es exactamente por eso que es muy interesante que el mago se habitúe a hacer apuntes en cuadernos, agendas u hojas que lleve consigo para pasar a limpio a su D.M. al final del día de manera que su fuente de referencia esté siempre en buen estado y lejos de lugares indeseados.

Para finalizar, en caso de que el mago decida guardar el D.M., este debe recordar colocar en algún lugar del cuaderno, sea en la tapa o en alguna pagina, la informacion del periodo en el que ese D.M fué usado. Por ejemplo “2017 Nov – 2018 – Feb” o “2017 Jun/Oct” o “D.M. – 1” o cualquier otro tipo de información de preferencia del mago.